| elcasodeandresitonadadotcom en WordPress.com

PASEOS AL HUIR DEL TIEMPO     Encesto, de vez en cuando, no soy tan bueno a tiempo completo, en mi papelera, bolitas de papel, no siempre escritos fallidos, pues estos estos se re…

Origen: | elcasodeandresitonadadotcom en WordPress.com

Anuncios

              Tu, mi sitio cerrado.

Sigo andando solo, por los mismos sitios en los creía conocer, a la gente de antaño, a mis bailes sobre mesas , y bajo mesas , cuando estas rebosaban de los que algunos llaman felicidad, y otros consentimos mientras engulle el calendario a las personas, extrafelicidad digna de un cupón de la O.N.C.E. con premio arraigado, a pesar de no cumplir fecha ninguna. 

Dejar que los volantes guiaran la vuelta a casa, pese a que el camino que elijieran fuese el más largo, y con los semaforos más amargos, antipáticos del mundo ( todos en rojo ) impidiendo el paso , y con un beep beep parecido a un pajarillo , al que deseaba pisar, a la par que te agarraba fuerte de la mano o te intentaba besar, puestos a intentar

220px-1919_eclipse_positive.jpg

Después la puerta negra, verde casi negra y entonces ya no estabas , y en vez de tangas en mi cabeza conservaba en mi cabeza la idea de tirachinas y bolas de rodamiento con las que callar a los malditos pajaritos de los semáforos.

Puertas verdes y negras , que nos gustan traspasar , y se quedan con nosotros mientras mientras bajamos los peldaños arrepentidos de no encontrar una churrerria con un chocolate, en los que callar las primeras frases que son incapaces de no mentirse si quiera a si mismas al pensarla, que enfrien, lo que tarde o temprano me terminabas dando tu espejo-triple--490x578.jpgNo duermo no resuelvo , a pesar del siguiente bocado, nos separamos;  aún me guiñas , y se que tu goma de pelo me a modo de pulsera me va sujetar, un , mensaje cifrado dentro de ella ( no lo leas  hasta que no me puedas ver)  susurras, o me lo quiero creer.

Con quien he empezado esta noche , sin conocer de nada, sus manos, y sin saber por que me marcho ahora, tan diferente, y sabiendo que no te pareces en nada, a lo que anochecía , pájaros amanecidos, reales, me empiezan a gustar ,suenan diferente que en la tele ,que en la radio, que en los malditos semáforos.

Perdóname si era importante , y si te miro y tiro lo que esta enrrollado en esta pulsera improvisada, lo tiro y se me resiste, me acechas y me lo trago, al menos algo me quedara de ti. Vuelvo ahora , no se si lento , si quieres contarme algo, hazlo..contigo me quedan los restos, me queda lo que miro.. los zapatos, los bolsillos y se el resto empieza en tus dedos , el resto…tu.

Me dices algo, ni siquiera lo escucho, pero contesto SI

images (4).jpg

 

Tengo sueños y uno solo

se puede ver

Tengo sueño y todos juntos

atrapados, en esta red

me mudo desierto

a este lado,

ciego,sin túnica

que me cubra

sin un solo clavel , que nos cubra

con tus manos invertidas , contra la pared

no quieres verlo,

no  quieres verte

son los costados inertes

sin aliento, sin encontrarnos

ayer

images (6).jpg

 

 

             Ser

No dejaba de ser anecdótico, la forma en que según pasaban los días, y se rompían los vasos, se consiguiera aprender más de tu forma de ser , de tu escalera pendiente, en la que nunca se sabía por su forma helicoidial, si se subía o se bajaban los pensamientos, y las piernas acompañaban de la misma forma, pasándose los días entre las plantas de un mismo lugar ( en algún momento dieron la sensación de ser capaces de moverse ) , preguntándose si podrian llegar al final de un mismo momento, a recorrer todo el espacio que deseaban o deberían de realizar todas las tareas que creían necesarias para ese momento.

Ladrón de segundos, de miradas , de una sola dirección confundida, una palabra cazada al vuelo que se repite una y otra vez , al verse escrita sobre un papel. Las vidrieras rotas por las noches emulan tambíen esconder palabras y la mayoria de las veces nombres propios , que pasaran a ser gratuitos en los papeles, paredes , en cualquier sitio en donde los seudónimos descansan, no como las tumbas que callan y se dejan olvidadas, aún tengan su rinconcito de cariño y olvido, con flores de plástico , en donde todos puedan verlas y se pregunten donde quedaban el propio paraje en el que se habían quedado desde hacia tiempo.

images (1).jpg

Usar gafas de bucear por medio de la calle, un miedo a ahogarse entre tanta gente , anuncios sin un mínimo de verdad, uniformes detallados en catálogos, preparados para pasarnos un código QR en cualquier momento, para conocer si hemos hecho nuestras necesidades en un callejón como nos corresponde o habríamos utilizado el WC de un bar-restaurant con glamour reservado a nosotros mismos, del pasado cuando tenían ese toque personal de pajarita ,clavel en el ojal, y peluquería especializada…, en gominas de botes más caros que el contenido, pasado , lubricado por unas manos semi-expertas a las que dejar dejar propina y gritar desde el lugar más lúgubre pero animado del local “mejor para la próxima vez chaval , que te estas dejando”, y si ese día le teníamos jugetón  a la par guiñar el ojo, siempre el derecho, signo de buen gusto y madurez, y siempre se dejaban dos dedos de las bebidas como huella personal, que repetíamos todos los ineptos, y la propina se entregaba directamente al jefe aludiendo ” para el chiquillo que también tiene que aprender a disfrutar”. En ocasiones todo se mueve, incluso el dinero, pero de forma pequeña , inexacta , de camareros a peluqueros, calderilla, que pisa y es incapaz de encontrar el que barre.

470xobsoletoguia5-25.jpg

No todo puede oler mal,ahora cuando se pasea, las alcantarillas dejan un perfume a pasado, algo de lo que pasa hay abajo, estuvo bíen en su momento, y aunque nos ponga los pelos de punta su evocación es capaz de revolver cualquier estomago, y su pasado antes de ser letrina, fue brillante como los colores de los anuncios  y promesas de los vendedores de coches , presentadores de teletiendas, capaces de hacer treinta rodajas de un calabazín, a pesar de que en los ensayos las tiritas se hayan terminado, o consumido como cigarrillos en las afueras de un plato de T.V.  incapaces de sacar el último especial de nochebuena a dos horas vista , como si todos los master hubieran desaparecido, y las astros hubieran sucumbido la noche anterior a una frenética profecía de Nostradamus . Aún calientan las cajoneras vacías, compar castañas calientes aliñadas con vino aderezado, otros simplemente duermen cerca de ellas . Las que tienen más suerte  sirven de combustible en los sueños en no llegaran  a conocer la diferencia entre astillas y estrellas

descarga.jpg