Lindos

En mi armario hay animales disecados, soy incapaz de colgarlos en la pared, ni preocupo por ello, están tranquilas sabiéndose longevos, y sin taras. La perfección en este pequeño arte me hace inmune a sus peculiaridades y decido sin escrúpulos su personalidad, inventándose de nuevo sus características. Mirando de frente a la Madre naturaleza como si fueran hijos bastardos de una subespecie a la que moldeo con facilidad. Invento su cuerpo uno a uno, que no oponen resistencia alguna. Son para mi una debilidad desde la adolescencia. Un poco manipulador pues puede que si, pero a la par divertido. Desde dentro de ellos pareces entenderlos con exactitud, sus sentimientos, una especie de empatia, menos inocua de lo que parece. Pero al fin y al cabo sus almas serán perdonadas por un Dios que esta más preocupado  en sus fervientes adoradores y sus estridentes detractores no faltan ni un solo día  a si cita que se dedican a lucir los galones de las mil y un batallasen las que son capaces de lucir palmito, sabiendose dictadores en otras tantas, en las que esconden el pescuezo. También hay que reconocer que en la religión católica es normal que tenga que haceres con un hijo tan calavera ( majo el chaval , eso si, pero quieto no se estaba , ni esta) .

orfeo.48.jpg

Mi nueva adquisición es un flamingo, tan detallista que me gustaría lucirlo sin los ojos, que al fin y cabo son de cristal, tan falsos. Lo que menos me gusta de esta afición la mía. Me he ofrecido a un ciego, al fin y al cabo sus ojos están tan vacíos como el alma ya tasada de mis animales, uno a uno embrujados y soporíferos ( antes de llegar a mi ). Cuando algunos asisten a mis fiestas son capaces de quedarse mirando fijamente alguna pieza durante horas.

images (34).jpg

Te cambio el animal que quieras, por el deseo que te apetezca. Un solo rato de vida, por saber que sentía un animal salvaje, libre , en un momento dado.

Pocos aceptan esos 10 minutos, esa osadía , y libre albedrío, cotidiano y singular, algo simple. Un aguila puede volar durante muchísimo tiempo  sin preocuparse por nada, una libertad que es pura , una sensación que nos es ajena. Se deja llevar por el aire, bate las alas una otra vez, no piensa en ello, tan solo es.

Un conejo salta, contento, es, y rueda. Come, rápido, eficaz, de madriguera en madriguera y todos los agujeros van a parar al mismo sitio. Donde procrea feliz durante largo tiempo, se ve tierno al resto de los animales, al ojo del resto de los animales.

Excepto al águila que en cualquier momento puede cogerlo, hacerlo volar y dejarlo caer sin esa ternura de hace unos instantes y despeñarlo en un abrir y cerrar los ojos. ¿Que pensara en esos instantes el conejo ?.

Y si bien al cazador en esos momentos se le dispara la escopeta en esos momentos, ágil a pesar de estar prohibido, ese momento la mente vacía, ni siquiera en blanco, que sucede, pero, ¿por que ?.

mujer-apuntando-arma.jpg

¿Les ofrezco esos momentos y nadie los agradece?. Les das el alma de un animal salvaje, que no pertenece a nadie, soberano de si mismo, todo lo que pedían y la mayoría miran, en un principio sorprendidos, más tarde ahogados, con un poco de envidia, al no haber adivinado lo que se parecen al mismo animalillo. Al principio la libertad de este mismo, mas tarde, tal vez para siempre, que triste no poder contarlo ( lo malo de ser tan presumido, y prepotente ) convertirse en una pieza, si, tal vez de museo.

descarga (12).jpg

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s