Terminado

 

Las luces se encienden al principio y parece que nunca se apagara. Los espectáculos tienen su principio y su final por decirlo de alguna manera, este en si , no se sabia cuando iba a empezaba pero se podía calcular por la gente que invitaban a subir al escenario, aunque no fuera una ciencia exacta.( eran actores profesionales y ellos decidían, tenían en sus manos la orden de alargar o esquivar a el tiempo sin decir a decir nada al respetable , cualquier truco que rizara las propias espirales,tornaran los ojos en oídos, y a la contra dejaran de ser sentidos para hacerlo todo más palpable ) esa perspectiva ,tan diferente.

Javi.jpg

2 metros y unos cuantos escalones son capaces de distanciar de una persona hasta llegar a pedir los deseos  y caprichos mas inconfesables o tan confesables que tan solo lo hacen para alardear delante del resto, para sentir los sentimientos de otras personas y ver sus ojos llenos de envidia, deseo, conformidad, agradecimiento, y una empatia difícil de descifrar ( la mayoría de estas gentes y sentimientos viven en la mente del envidioso )..

Como ídolos de juventud a los que queremos toda la vida, les guardamos una sonrisa de cualquier manera y tratamos con un aire familiar como si cenaran en casa y llegaran tarde a casa 5 minutos y miramos con indulgencia pues sabemos que viene de sortear múltiples problemas de los que salen victoriosos y dejan huella donde estén. Pero eran otros tiempos, donde el que mira también era viejo, rancio como el sabor del tocino pasado de fecha, enmohecido, que se queda en la garganta se queda atascado y nada excepto las horas pueden con el, y la bilis se encarga de recordarnos su último bocado. Pena del que lo sufra como última cena. Algunos minutos merecen llevarse algo más que lo imprescindible y los últimos minutos imprescindibles merecen llevarse algo mas que un simple recuerdo.

_fotonea-20120606-13024S6.jpg_fotonea-20120606-132429.jpgLUCAS DEPORTE (1).jpg

Cambio de tinta en el papel, aunque se empeñe en jamas en el periódico se leía su nombre, se comento que alrededor de tal o cual hora sucedió tal o cual hecho pero en realidad hay  precisión de cuando ocurren los hechos, y no de cuando los descubren.

El en tanto los venía posponiendo, si de entrada el desde el día de estreno, era casi imposible adivinar que soluciòn se daba a un enigma que ni ocurría en serio . Normalmente los misterios y los asesinatos se ensallaban hasta la saciedad para que todo estuviera bien programado, imposible que nada concerniente a esto pudiera salir mal en ningún momento. No se estropeaba nada, sobre todo la parte que tocaba a lo material ( maquinas,y objetos que intervenían) todo perfecto con una exactitud que casi asustaba. El humano no es impecable en su forma de actuar y de vez cuando el pulso no es donde poner la fichas en la apuestan ni las cartas  si no cuando.

images (49).jpg

De allí es de donde aprendieron,a hacerlo solo había que sustituir ciertos elementos, que consiguieron que la parte más falsa se convirtiera en la más real. Fácil en un principio, en la teoría. Conseguir pólvora en un principio no era tan sencillo, pues tenía que ser pólvora del siglo XIX y dar el cante. La  única forma que hubo fue robarla del teatro y sobreponer la con la que disponía después disparar sin piedad en el momento que se realizaba la fotografía. Si en siglos anteriores gustaba de hacer fotografías a difuntos este lo tendrían bien fresquito, recién cocinado, con poco hecho, vuelta y vuelta. Le habían invitado al espectáculo y Bang!!! , en el momento preciso, imposible bajar de los escenarios por su propio pie, al hoyo ( y el resto al bolo ). Show must going on!!!.

descarga (17).jpg

Al finalizar el espectáculo los invitados a la fiesta, contentos impregnados en su propia borrachera de vanidad, vislumbraron con todo detalle difunto, que minucia tan grotesca, matar,fusilar al hermano de la victima por equivocación, quien le mandaría ir al teatro. Tranquilidad. Mañana repetimos y esta vez a las ratas directo.

Desde ese día no faltan ni invitaciones ni cadáveres andantes, que son frutos de una nota, una tarjeta, un saber de a alguien les sobra. Sin darnos cuenta, nuestro propio cementerio. El propio dedo inquisidor,el nos acusa, el que no sabe el por que de cada  historia, de cada cuento. Mañana usted, no me mire señorita, usted y yo.

First_neutrino_observation.jpg

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s