Para ti

 

Me deambulas, soy capaz de seguirte a casi cualquier lado, a casa me da algo de miedo, se me escapa el significado de estar lo dos solos. Cuando menos me lo espero aparece el rencor, y todo se desvanece, dejo de entender nada. Ahogandonos, en tan pocos metros cuadrados. Parece dificil intuir lo que sucedera, todo cambia en varios momentos diferentes separados por instantes. Si no fuera por que alguien sabe de sobra lo que sucedera en cada momento ya estudiado, una moviola. que se niega a cambiar a variar, pase lo que pase provecta los mismos frames correlativos que no se conocen entre si.

índice.jpg

De un día para otro las agujas de reloj se arta y nos contagian su dolor. Notemos que empecemos a estar hartos y pensemos que el final merece un cambio. Igual que nuestro humor o nuestra perpetua forma de ver el mundo. Se nos mojan las notas con el café, a medio beber. Con insistencia lo vuelvo a llenar, nervioso, la taza desbordada, me apoyo en los papeles y en las recetas medicas. Estan ultimas no son para mi, y aun así las uso. Me sorprende conocer a alguien que no este pendiente de la última pastilla, del último blister atado a la decadencia con la esperanza de la panacea, de algo novedoso que no deja de ser lo mismo con distinto nombre, más barato ( pues mejor ahorraremos dinero ), que es mas caro ( sera mejor y merece un de confianza ).

peque_as_cosas.jpg

Hasta que los efectos secundarios nos transforma en otras personas. Ni siquiera saben su nombre y no creo que fueran capaces de rellenar un impreso para un concurso del sueldo Nescafe, de direccion cada cual la suya, pero en preferente se prodría señalar en menos de 5 años todos el mismo nicho.

La promesa de un muerto no suele ser más válida que la de un niño que cruza un par de veces los dedos, por mucho que les queme la curiosidad o la espalda en la incineradora, no suelen confesar ni aunque les entren ganas. Algunos vuelven en forma de espíritus, y son capaces de cantar cualquier cosa, sin tortura, sin aflojarles ningún tornillo, por el mero hecho de hacerse notar. Por mucho que negemos a aceptarlo, quedarnos a medio camino entre vivos y muertos tiene aburrir incluso al mismísimo fantasma de Gandhi.

images99.jpg

Caigo en pozos húmedos, donde el sentido cromático y de las aguas no tiene demasiada importancia, si la disidencia de algunos nombre propios y la duda de que algunos colores existan,en este momento, el de la caída, sería perfecto, para evaluar lo que realmente queremos y dejar volar nuestra mente el resto de tiempo. Sea o no relativo.

Lo que queremos nombrar como si fuera obligatorio, con nosotros mismo, formular las respuestas en el momento menos oportuno, para evitar el golpe fuera de sitio,en esos momentos es mejor no responder, pero normalmente ya lo hemos hecho, clavados en el suelo, las propias manchas responden por nosotros mismos.Nada que decir que nos oculte excepto el ultimo guiño que nos queda en una silueta que avanza entre los agujeros más allá de si .

Cerradas las calles, si caes y no queda nada, la ultima frase, la ultima jugada.  Te espero

images17.jpg

 

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s