Cash

 

Fotógrafos locos, con cámaras de juguete, por las que asoma un payaso multicolor y bufonesco, nadie paga por verlos. Se sienta en la calle, a mendigar monedas de escaso valor, para moverse y auto reciclar unos chistes. Conviven  con arlequines en blanco y negro, sumisos y ociosos de la corte, de gracias finas que nadie replica pero que nadie comprende, mejor así, son de alto nivel intelectual.

-¿ Como fue el día ?, conversan en la cena. Mientras calientan cenas prefabricadas en la cena.

-No fue del todo mal.-,  Por no llevarle a los infiernos e humillaciones de uno.

–El mio no tan bueno-, Para que no envidie el otro, mentiras arriesgadas.

-Me siento utilizado, al hacer de mujer transgenica en mitad de la calle, donde el sexo de pago, vale más que una vida,algo de que hablar, a pesar de ser cierto- , continua diciendo- Puta o vida, cuatro letras al peso-.

-A mi tampoco nadie me toma en serio si no fingo ser un  hombre, con traje blanco y negro, aunque sea pasado de moda , de hace siglos-, sintiendo que era totalmente la verdad.

DSC00317.JPG

Por fin la comida sabe a la mierda que es. Y saben que es la gente que la manufactura en la fabrica a pesar de los carteles con sonrisas que se pueden ver en cualquier punto de la ciudad. En las valla publicitarias que les saludan todas las mañanas según entran a su jornada laboral. Fotografías de rocas secas sin nada  que decir, dejar la cámara encendida y ella decide que merece y que no la pena. Comprobar que es incapaz de diferenciar entre olores, versos y polígrafos. Entre personas ajenas a la realidad. Mi cama termodinámica, sabe de colores, y mienten cada tres palabras: ” Te quiero”. Mejor no continuar, ni siquiera : ” a ti”, , “más”, “por ahora” ,”un poquito, “para un rato”, “para siempre”, , y el nombre puede que no sea el mio, el de un amigo, tuyo, mio, o la propia locura que me cubre.

DSC00221.JPG

Lleno de agua hasta la cintura, con los dedos entumecidos por el frío y el obturador abierto. La próxima foto, con los ojos cerrados. Los peces picoteando las orejas  y la cuenca de lo que ocupo la cornea. flashes que conocen el agua y apenas saben de nosotros mismos.

sugimoto-seascape-baltic-sea-ruegen-1996.jpg

Tickets gratis para la feria de ganado, sin luces , que parpadeen, tablones que evitan el paso, chuletas, grandes carteles, la feria de ganado nos tiene atrapados, Podemos contar hasta un número limitado y después pujar por algo con cariño durante los próximos 5 minutos, pasado, estos 360 segundos, pensar en la manera de sacrificarlo. Contentos, cada animal tiene su propio estilo. Culturalmente, es así, hasta que un invitado añade un peculiaridad, giro y forma diferente y propia. El cadáver es lo de menos. El ritual del sacrificio es el poema de la tarde. Los gritos, confundidos, animales y padres, hijos y padres. Niños y sacrificios. Muerte y vida. En medio la sangre. Es difícil, no hacerse una herida en la primera vez, sangrar, hacer correr algún fluido, como en el sexo. Los animales, el cerdo, no decepcionan , dejan correr al gusto de todos sus líquidos vitales, íntimos. Mientras los nuestros laten. Hasta el final de la tarde. Devoramos su vida. La nuestra delata, que esperamos del año siguiente.

El_mimo.jpg

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s