Dentro de todo

 

Al final de cada canción, una pequeña espera por saber por que me invade la euforia, esas pequeñas sustancias cerebrales que inundan mi cuerpo se llamen como tenga entendido el doctor que quiera o me quedare como un bobo dentro de un bafle. Un anormal con la mirada abstracta, perdida en un punto infinito. Un mundo que solo yo conozco y en el que con 11 años, posiblemente fuera el dueño de un barco de madera y diera de comer a unicornios de colores extraños y el mayor crimen fuera el de caer a un mar de nubes. Después  de una batalla entre planetas inventado. En el que la comunicación se conseguía con miradas a los ojos, comprendiéndolo todo.

2014-09-09_121.jpg

Aquel era mi mundo cuando apenas levantaba un palmo, aquellos días en los que llegar a algo con sabor a chocolate implicaba una banqueta, minutos de ensayo, para que nadie pudiera revisar nuestro expediente, y encontrar los mismos delitos repetidos. Hurto de sustancias deliciosas,- Le juro señoría que eran para consumo instantáneo y que iba a dejar algo para mi caballo alado y los reyes magos. Llenar de agua el baño, Mr Juez compréndalo, un mar de sueños, no el es si no habita en el la espuma, así que me era indispensable, no consulte sus libros si no los míos y en algún que otro dibujo vera que las estrellas también viven en el mar, y gustan de saludar a los caballos. Los calamares escriban con su tinta la risa de los chistes y acuarelas de señoras orondas que reparten caramelos y saben donde los huevos de pascua se esconden. Lo digo de verdad, y por última vez, a usted que ya le asoma el bigote. El último delito de las lista, por el que usted aprieta asustado la como si comiese hamburguesas de siete dias rellenas de boquerones en vinagre, no es culpa mía. Lo corroboraría cualquier niño de esos de baby, de los que vienen a recoger al cole, a la kinder, incluso al  jardín de infancia. Tenemos  los pies limpios le pese a quien le pese. No es culpa nuestra.

images (98).jpg

Incluso en la caja esta escrito bien clarito, en diferentes formas. No me rebozo en el lodo por que si, ni salto en los charcos, como si no hubiese un mañana, aun conociendo de antemano, que existen más charcos a la vuelta de la esquina, justo al cruzar la calle. Pero en la cajita ponía en unas letras bien claritas “botas de agua, impermeables”, Si es así, no debería de ir de charquito en charquito, dando brincos como si una rana fuese.

KtLtMO3rJcsmubwdvXBHgL3R_500.jpg

Además dentro de mi una vive, me dijeron que era hipo, culpa de unos gases, pero a decir verdad no paro de hacer hip hip hip…., yo aseguro que es una rana de esas que tienen pose de princesa. A mi rana le gustan los batidos de fresa, y tan ricamente de 2 en 2  se los bebe, no soy yo señor del bigote, creame que falta nos hace a mi y a mi ranita. Ah, y a mi amiga Lorena que de repente le a salido un Sapo con bombín que gruñe como una cañería sucia, por comer verduras, cataclon, cataclon  al baño por favor. Dice Lorena que su sapo se quiere casar con mi ranita princesa. Ella sabe de bodas mágicas más que yo, saldrá el sapito frontando el ombligo, como la lampara de aladino. Yo le presentare a la princesa , ella frotará mi ombligo , y de mayor  ( no llevare bigote ) tendremos sapitos.

tumblr_m5m58lSLh71ryyeifo1_500.jpg

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s