Panacota

 

Saboreo los postres lastimados, a lo lejos, desde donde no se pueda olfatear de la manera que yo intuyo por mi nariz, y mi predisposición a la estadistica, el paróximo postre sin terminar llegaría a la cocina. Si tenemos suerte una princesita no habra probado bocado de algo tan deliciosos como maravilloso una Panacota o un Tiramisu  que tienen clavada su cuchara a modo de estaca como si fuese algún vampiro de esos de sus series favoritas, se sienten fuertes al haber fustigado al mutilador de la figura perfecta, una cuchara a modo de estaca en la fábrica de calorías.Para que estuviera al acecho y sea capaz y sea capaz de aumentar cualquiera rastro de dulce a varios kilómetros a  la redonda.

Dany_come_o_coração.png

 Si no fuera por que tiene dos nietos maravillosos y un matrimonio de 42 años, Dios y ella saben, que la repostera de este restaurante pequeño a la par que elegante, recibiría rosas blancas y rojas todas las semanas con mi remite ( Te quiero, Pablo.O en italiano como este Ristorante, Paolo ). De vez en cuando tenemos ratos libres, y yo los paso cerca de María, mi repostera, que me ahuyenta llamándome ” tunante, titiritero o crápula de tres al cuarto “,  Se deja engatusar en cuanto la ayudo a limpiar los utensilios que utiliza para sus deliciosos postres y entre platos, cosillas saladas, que al que llamara cosillas habría que partile el alma y los dedos.

 

Esos tiempos muertos entre horas solo sirven para minar la morar del personal pues no puede uno irse a casa ni hacer nada de provecho. Yo ayudo a María, o observo al personal entrante y la mercancía, mientras me fumo un cigarro, lo que a María pone de los nervios siempre me aconseja que deje el tabaco y me recuerda que el Diabolo se aparece entre humos. Ella me conoce lo suficiente, para saber que bebo los vientos por una pipiola que suele venir los viernes por la noche con su familia, aristócratas, gente de dinero, desde hace tantas generaciones que ya no se pregunta como se gana, ni se gasta. Simplemente  lo tienen y lo usan en sus divertimentos. Cambio mis mesas siempre para atenderlos y entre pequeñas bromas y guiños intento dignamente que vea mis intenciones, de verdad, aunque imposible, que no sea por cobarde. Que sepa que Paolo-Pablo la quiere su corazoncito y por ella sigue latiendo.

images (92).jpg

Creí querer tirar la toalla algún día, pero allí tenía a María que de sobra sabía que pediría un soufflé de limón y por arte de magia, allí dentro , como si de una galletita de la suerte fuera tenia su mensaje dentro , en caramelo ( ¡¡¡ Como te adoro María !!!) . Paolo per ti, en este mundo y en el otro si existe velando por tus sueños.

images (94).jpg

Salio fuera enfadada, creí que me ahogaba al verla discutir con su padre.-A partir de ahora como mendrugos y cascaras María-.Salí fuera, y me esperaba el primer beso, de todos los que continuarían. No quieras saber más de lo permitido. Los viernes en el Ristorante. Los lunes y miercoles la recogo en una calle cercan a la universidad. XXXOOO.

screenshot_1257.jpg

 

 

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s