Crónico

 

Empece a notar que lo que notar que lo que me rodea era crónico, incluso a veces marchito a más percibía ese sabor. Peor me parecía el de mi mismo y se adueñaba de mi mismo, volviéndose vago, como un libro grande en mitad de una habitación colocado en lo alto, donde es muy difícil que nadie lo consulte. Las almohadillas en los dedos de las manos, me siento ligeramente extraño teniendo en cuenta una enfermedad que no solo me limita mis ideas, que quiere además aprovecharse de mis sueños. No voy a dejar que esos bocetos que uno desarrolla de pequeño se queden sin su parte de desasosiego que uno siente al llevarlos a cabo. Cuando uno se ve hablando con la pared misma o un desconocido que se aterra frente a lo que le contamos. Unas palabras nuevas encerradas en oro viejo, nuevas formas de hacer, para todo aquello que socava en nuestras mentes, se quedan sin escapatoria. Ahora vienes, maldita sea, ahora te arrepientes, ahora que mientras te miras de espaldas, invento nuevas frases, aun mas largas.

imagesjc.jpg

Destrono cualquier epitafio, todo lo que creyeras sera inicuo ante mi espejo, esta roto e invento otros 20 nuevos más pequeños, hasta que en ti conozco el lloro. En verdad trago la llave de esta mi casa y encargo sin ningún tipo de represalia otra más grande sin que nadie me pida la cuenta, perdón si no avise. Todo se queda en un cauce anodino a la vista del resto, pero al final como el agua, nosotros tenemos que hacer nuestro camino y torcer esquinas, y pasar de un pedestal a otro. Unas veces primero, otras quinto e incluso bajarnos, conformarnos con algún diploma de honor, y salir corriendo de sitios apurando la doble velocidad. Hartos de que nos cierren el torno, que nos deja totalmente, hechos polvo, mutilados verbalmente, que ni siquiera podemos explicar como llegamos en ese estado a la carrera. Quise darte algo y tu devolvermelo. Confundirnos las intenciones y las cosas, ahora lo que queda entre nosotros es ansiedad y bullicio.

io.jpg

Podría ser posible la recuperación  en otro cuadro en otro marco distinto. En una trenza todos mis delirios, los que me miran desde la otra acera no lo tienen tan claro, y quieren un discurso que apenas oigo, mi trenza debe terminar en algún sitio. Parece fácil, una por encima, otra en el medio, y otra por debajo, así hasta el final de los tiempos, aún así intervienen la fuerza, el grosor, el tamaño y por supuesto la paciencia. No paro de enroscarme, quisiera saber lo que esconde en su interior,  a dos pasos del metro.

vb.jpg Es fácil sumergirse bajo tierra, y escuchar el gentío, uno tras otro quien tiene prisa, el que se pierde, quien chantajea al tiempo por ser hoy su día festivo.  Otra toma de libertad, de aire, estamos otra vez por encima, colgado de un teléfono recién averiado. Alguien tendrá que comprobar si funciona o si de veras a la próxima actuación le continuaran otras muchas, o quedara como un clown, colgado en mitad de la nada, como un navaja que se autocorta. Un pájaro herido en el mismo instante que se caera, que le han punzado el pecho, con un balín, ahora la caída sera rápida.

Mi poderosa rueca, mi buda zen particular de esta contienda, esta apuesta de medio metraje , en la que el no se atora,  en la que se cuenta la calma con un manómetro de presión. Le ahogan con sogas y el sigue intacto, hasta que abre los ojos. Mira bajo tierra, se mantiene por encima del suelo, contempla sin moverse, aprendiendo. Mi trenza. Quiero verte, desde ahora, nítida en vigília y en sueños. 

imageslk.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s