Sin cuadrar ninguna factura

 

Sentado sin querer decir nada, apostando por la falta de juicio de quien mira. La repetitiva luz que nos gobierna dentro de la habitación y nos devuelve la mismas caras a la retina, una y otra vez, de forma repetitiva. Haciendo caso omiso, al gusto de la falta de ganas. Al asco que empezamos a tenernos unos con los otros. Alegando a los último un libro de Gabriel Garcia Marquez, y los gestos de la cara, la aprobación de cualquier de cualquier pequeña frase, al darnos cuenta que nada aporta a nuestras vidas. A pesar de que quisiéramos creerlo. Existencias repetitivas e irregulares , cuando queremos creer justo lo contrario. Alcanzar un regularidad en lo demencialmente bueno ( y por esto entendemos lo que se anuncia por televisión y no dura ni 30 segundos) e irrepetibles.Como maestros de lo bueno y lo justo, y de las aventuras continuas, con tan solo guiñar un ojo, día tras día gastando un dinero, que no sabríamos ni siguiera como ganarlo.

images (49).jpg

 

Hago caso omiso a las señales del suelo. Las que te molestas en escribir, mientras te arrastras, sin tener muy clara tu posición y a sabiendas que los lamebotas te seguirán intranquilos. Dados trucados en mitad de una partida transparente, números repetidos, como lágrimas incandescentes, como la vida de las personas que nos jugamos. Los dados rebotan contra las paredes, que multiplican los porcentajes de que algo salga mal, a pesar que nosotros no tengamos ese defectuoso sabor de boca.

tumblr_nj6vv7waZw1sgf8qno7_1280.jpg

Hacemos los deberes y despues probamos la cena, antes de irnos a dormir, sin hacer ninguna de las dos cosas por entero. Nunca vamos a dar ni nuestro nombre por entero, aunque estuviese sentado en una silla, atado, por una semana, alimentándose de lo que buenamente le dieran. En ocasiones hay que pagar peaje por el lujo, en nuestro caso fue dejar de lado todo tipo de escrúpulos y , nos empezamos a pudrir por dentro, hacia fuera.  No existe crema que limpiara o resolviera tal grado de desahucio humano. Todo cochambre. Un contrario a Dorian Gray , a más asco nos dábamos a nosotros mismo, más nos quisiera el resto, al fin y al cabo, nuestro secreto de belleza eran diamantes y billetes, que solo aceptaban ciertas tiendas especializadas ( por los problemas con el cambio) . El odio y el rencor que suscitamos es tan grande como la repulsa al vernos la cara, imposible de borrar tanta fealdad y asco, putrefacto tanto por fuera como por los adentros, todas nuestras capas carcomidas, delicatessen para insectos.

tumblr_static_tumblr_static_a2vx7oh8z4848so804ok4ooo4_640.jpg

Funcionamos como un antivirus casposo, al pronunciar nuestro nombre había quien se lo pensaba mejor y, notaba como se le succionaba la energía, y prefería dar la vuelta dirigiéndose a donde fuera. Hay quien al oírnos se agarra el corazón, quedándose sin fuerzas, y gentilmente abandona, la estancia y de isofacto la idea que traiga. Nunca se sabra si era mejor que aprendieran modales delante nuestro y quedaran moribundos o, supieran pudrirse hora tras hora. Una de las cosas que aun amo, poco a poco, par que cuando sintiese el cerco total, y creyese estar preparado, terminara por pudrirse totalmente sin que nadie lo tocara, tan solo el miedo, el no saber luchar, ser tan cobarde. Desde sus pies de barro.

images (50).jpg

Lógica de aceite y cieno, carcomido por el tiempo y las termitas. Odio barato.Final sin prisas. Amor del malo.

descarga (9).jpg

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s