Ahora pienso que nunca me pare a hacerlo….

elcasodeandresitonadadotcom

              Deberes

Cada uno tenemos una serie de deberes adquiridos según nacemos, desde que decidimos pisar la cabeza al que tenemos al lado por si no comemos, a saber ciertas cosas. Por que ser personas exige estos pequeños y rudimentarios contratiempos. Los nuevos miedos que se clavan en cada sitio que pisamos por primera vez. Donde tenemos que admitir que es responsabilidad nuestra que nos tiemble el pulso, o que no lleguemos al final del día con una excusa válida para cada uno de nuestros fallos. Que aunque intentemos acallar terminan interfiriendo en los demás.

imagest7878.jpg

Quisiera volver a verlo, o tenerlo todo el día presente es una decisión que se debe tomar y dura toda la vida.Tener los pies llenos de cieno o cielo, tienes que saber de que manera vas a solucionar los problemas que se agarran a la espalda. Hay nombres diferentes…

Ver la entrada original 428 palabras más

Anuncios

              Deberes

 

Cada uno tenemos una serie de deberes adquiridos según nacemos, desde que decidimos pisar la cabeza al que tenemos al lado por si no comemos, a saber ciertas cosas. Por que ser personas exige estos pequeños y rudimentarios contratiempos. Los nuevos miedos que se clavan en cada sitio que pisamos por primera vez. Donde tenemos que admitir que es responsabilidad nuestra que nos tiemble el pulso, o que no lleguemos al final del día con una excusa válida para cada uno de nuestros fallos. Que aunque intentemos acallar terminan interfiriendo en los demás.

imagest7878.jpg

Quisiera volver a verlo, o tenerlo todo el día presente es una decisión que se debe tomar y dura toda la vida.Tener los pies llenos de cieno o cielo, tienes que saber de que manera vas a solucionar los problemas que se agarran a la espalda. Hay nombres diferentes para cada llave, pero no van a dejar de abrir la misma puerta. La misma escalera que sube por escalera diferentes y te deja delante de la misma cerradura.

images89689.jpg

Hace tiempo que las dudas debieron quedar disipadas en las confusiones, que sangraban en la mano y, por la nariz. Confundiéndonos con cobardes, hasta que seamos los mismos que les abren la puerta. Cerradas a la duda. Existen espaldas reversibles, personas que las mires por donde las mires te darán lo peor, desgraciadamente, siempre encontraremos una nuca en vez de unos ojos a los que mirar. Encuentro huecos entre las escaleras, como si alguien hubiese usado el ascensor años antes y le hubiese dejado entre plantas.

descarga (48).jpg

La única solución desbaratarlo, y ahora queda una laguna. Algo tan grande que merecería la pena esconderse allí dentro y dejar allí las ganas o el corazón. Tu y solo tu solo sabes que en algo tan grande es fácil perder esas cosas pequeñas y tan llenas de valor. Me tendría que reiniciar a mi mismo y comenzar de cero, aprender que cuando algo se gasta se debe rellenar con algo más que buenas intenciones. Las mejores acciones también existen. A pesar de no ser la persona idónea para pasar el platillo con ese tipo de lecciones.

descarga (49).jpg

Me acusan de no tener menor conciencia, de no ser el idóneo en las despedidas. Que no ser decir de ti, nunca apago ciertas llamas. Que si alguien se larga de mi lado no me molesto en tirar las fotos, por que nunca las tuve, que fui frío desde el primer día. me paso buena parte del año pensando en el invierno y que probablemente tenga menos memoria que un Spectrum. Una cita con la verdad ineludible.

imagesi99.jpg

Si se apagan las luces sigo viendo, pues no creo que en la oscuridad los objetos tomen otra compostura. Somos rostros oscuros, nuestra mente y nosotros nos deformamos a nuestro influjo cuando estamos a gusto. Como seres oscuros desparramos dolor, sin darnos cuenta alegremente para tranquilidad de nuestros deudores. Tu sin embargo, luz, eres mi luz. Con un poco de suerte y la cobardía de vigilarte de espaldas te he visto alumbrar mi habitación vacía. Inocuos pensamienos que no recuerdan más allá, de saber  que el mal puede comernos lentamente poco a poco hasta doblarnos totalmente.

El cadáver de Bernice Worden (001).JPG

Con los cajones llenos de orificios y aire oscuro casi pestilente te espero, los tiempos sin sincopa, las manos del recuerdo, aquellos totems, los días atropellados. Tu más sabia. Huellas de un averno de tercera B en el suelo. Te espera desde hace tiempo.

uiguyi.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

         Autobuses de vuelta

flechas_12.jpg

 

 

 

 

 

 

Redonda, se sabe

y me conoce,

después de unos días

                            intuyo

zapatos vacíos que no quieren conocer

                                                            a nadie.

Discursos sin luces,

platos inertes

mientras nos esperan

no somos nadie,

nos tenemos que aguantar a nosotros mismos

                                                                                vivos.

images4234.jpg

II

Oigo los pasos,

el tintineo,

golpes sordos.

La muerte de la Princesa.

Las bolas de los billares que preguntan por tu ausencia

al parar

un eco seco. Aún me quieres,

 y cojeas escondida, desesperada

en mitad de una mascara ( inconsciencia ).

Me abandono y vuelven los pasos  mientras toses.

descarga (47).jpg

III

No me puedo quedar

en ningún centro

que me impida ser todo lo que significas,

me olvido y me atrofió casi por igual

hasta que suceden

 las horas de las que me hablas,

de las que cuelgas ruidosa como resultado.

Canciones abiertas por la mitad ,una sola nuez en cada disparo.

1252977564.jpg

 

 

             Desactualizados

 

Me duele de vez en cuando, no siempre . Mentiría si me convierten en mártir, simplemente soy una herida abierta, que no cierra que se queda detrás del tiempo mudo, con la suficiente caradura como para no exponer más de lo debido a los golpes y las ofensas, mientras los demás esquivan sus estigmas, e incluso hay quien falta y quiere hacer de Santo Tomás de Aquino  y comprobar la veracidad de as heridas  mientras uno se desangra. Partes partidas de una misma idea. El asesino y el maravilloso e impoluto inspector que reconstruye el crimen. Dos veces muerto. Me aguanto la risa mientras recibo las ofrendas y las monedas, de aquellos que rezan por mí. De las lágrimas no me puedo parar a hacer cuenta.

descarga (46).jpg

Cada vestido sucio y raido un trofeo más. Un pequeño dolor por el que recibiste un tanto por ciento, no puedo evitarlo. Tasar los méritos en oro, huesos rotos que valen la mitad, si siguen vivos. ¿ Donde hay un pobre diablo dibujando el torso de una víctima?. Hay algo que me conmueve en la esperanza de encontrar con vida a la última que vino, con la ropa de calle raida. Una foto que quería para si misma un final, una luz en mitad de la carretera,en la cuneta de al lado de camposanto.

imageshrhgrh.jpg

Puedo redactar lo que me pidas, del color que quieras. Una mala pose de un pésimo día. Para que alguien pueda irse a cenar y a la cama tranquilamente, sin ese miedo de cumplir con su religión. Mientras sabe que en realidad hay algo entre sus dientes que apesta. Algo que no puede ser terminado, su propio afán de mediocridad. Pasan los días y las líneas aparecen más torcidas de lo que se atrevieron a escribir los sicarios de Dios. Tengo una mente enferma. Y tu el gatillo fácil de un arma descargada.

02d62abd63222befe6587482192159b5.jpg

 

Tienes tanto dolor que darme que no sabes cuando comenzó el problema. Noches impúdicas para seminaristas que se replantean el día que debieran colgar boca abajo a quien les mintió acerca de sus votos. La mitad de ellos ni siquiera existían. Hacer promesas que huelen a debilidad, volver a extraer de debajo de la puerta grande, sin que se puedan escapar los verdaderos ladrones por la chica. Cobrar peaje en la puerta de atrás. Comprobar que no somos tan diferentes. confesiones a los oídos.

imagestt3t34.jpg

Los mismos finales. No eran capaces de diferenciarse los unos de los otros. Palas esperando en mitad de la arena de fosas comunes, sin preguntar. Sitios inacabados de gente corriente. Manos que se estrechan. te espero al cruzar la esquina. Hendiduras de un viejo puñal. Siempre las mismas, olvidadizas.

bad-kids.jpg

I

Me duermo en la luz,

y allí te encuentro

pegado a la ventanilla arruinando al desdén.

 Se que otros

se quedan y no saben volver

imagevkñdvklsv.jpg

II

Dos velas

( sin mentiras) sin motivo

leo lento,

me encuentras suspendido

dos horas antes del entierro.

 

 

Perdón de Demora, gracias por estar ahí, Este fin de semana atrapado por la mudanza, entre mueble y mueble, existe un espacio secreto donde se ocultan los cuentos.