Cobran en monedas sueltas

 

Se nota algo roto y, prefieres no mentarlo, que nadie se entere y, con un poco de suerte pareciera que no existe. Un detalle que pasa  desapercibido, hasta el momentoque algo cae. Pequeñas sombras de lo que fuimos anteriormente. Nos sentimos acobardados. Rodeados de personas que miran curiosas. Mientras nosotros sabemos de sobra del accidente que ellos buscan. Una pequeña dirección errónea, que se acerca a lo que el resto desea saber. Un milagro que es capaz de volver Santo al rezado momentos asiniestrados, todos los extractos, todos los pasos contados. Momentos en los que nadie  se da el gusto de saber en que momento estuvo. Saber de más de uno, no siempre es agradable.

descarga (30).jpg

 

Se  hace pelota a la hora de tragar y, saber que se  dio la espalda a si mismo en más de un instante por creer que sacaría algo de ello, tan solo un murmullo en el momento en que uno mira las bandejas de plata que sobraron del naufragio y, sabe uno que sus asas no sirven para salvarnos de la caída, más bien para dejar las huellas dactilares más tarde servirían par delatarnos.

imagesklñ.jpg

Siempre es más tarde, no logramos acordarnos a cada momento. Nos asimcopamos, o es demasiado tarde o nos somos capaces de ver el puerto hasta que nos destrozamos la mano con el embarcadero. Algunos de nosotros mismos creyendo tener la solución al problema que todavía  no hemos creado, somos incapaces de reconocernos en las fotografias  instantáneas que no tenemos. Cansados de nosotros mismos . Sabernos de sobra venidos a menos.

imagesç.jpg

 

 Bebidas excitantes que nos mantienen resecos sin una hora de menos. Cuando llega el final, me estaba esperando tirado en el suelo, con los ojos desencajados y, los consejos sin valor, sabiendo de sobra que escogimos los equivocado. A mitad de un concierto en el que cantan a coro los ángeles de los enemigos que quedaron en el camino, pronunciando frases que nos quisimos oír. Un paso más en el momento en que el odio paso a ser poesía. Nombres de frases bíblicas . Y papeles quemados.

ñ.jpg

 

 

Alguien quería oír nuestros huesos crujir y, no lo importo esperarnos, mientras le clavaban agujas  en los ojos. Hasta notar como nuestros gritos le aliviaban sus rencor. Su dolor parecía ahora bastante mermado.  En una fuente se servía cualquier tipo de víscera, el chasqueo de nuestro diferentes que desgastaría los huesos y la paciencia. Se nos parte la rabia ajena, que alguien llego a sentir algún día.

images´+ñ.jpg

Buscando un final que respondiera a algún tipo de justicia poética o saneamiento universal en el que derramar en un vaso nuestras propias esperanzas. Me queda un solo paso y esta equivocado. No dejare que veas mi rostro. Estoy muerto y equivocado.

ioio.jpg

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s