| elcasodeandresitonadadotcom en WordPress.com

        Los puentes de Brooklin en Metro   Te quiero ver y no puedo, me imagino que es más común de lo que creo. Incluso algún director de teatro ya me molesto con anterioridad con esa obra. P…

Origen: | elcasodeandresitonadadotcom en WordPress.com

        Los puentes de Brooklin en Metro

 

Te quiero ver y no puedo, me imagino que es más común de lo que creo. Incluso algún director de teatro ya me molesto con anterioridad con esa obra. Probablemente el autor estaba ya muerto y la utilizaron otros, sus palabras para atormentarme. Procuraba hacerme oídos sordos. ahora me pliego y soy como dos. Las dos mitades se torturan. Una por que no viniste y la otra por que sabe de sora que no llegarás, que es imposible, con ese horario-trampa y esa sangre en los dedos. Más estaciones de metro. De vez en cuando me paso la parada y, me oigo gritar de afuera adentro. Te oigo en silencio, miras y señalas cada uno de los pasos que damos. Cuando no eramos nosotros y aún teníamos posibilidad de huir.

images,-,´lñ,´lñ´ñ.jpg

 

Se nos acaban los laberintos, las pilas gastadas nos miran y se preguntan que pudieran haber hecho por nosotros para que ahora algo tan tonto sea tan importante. Cualquier detalle. Una casa vacía en la que puedo escuchar cualquier ruido. Las sombras de quienes fueron sus vecinos y sus vicios. Las ganas de seguir haciendo muecas contra los cristales,que le devuelven una figura deforme de la persona que creen que serán ( fueron ), gastándose en realidad escalón trás escalón.

imagesdgdgggas.jpg

Una pregunta inconsciente a fin de mes. Como algo tan simple como mirar debajo de las colillas nos cambia la noche. Miro de repente las frases que nunca creí que llegarían y las que arruinaron mi carrera. un solo momento. Dos horas tarde. Déjame que te cuente, me decías con los hombros apoyados en la barandilla. Era más difícil de lo que pensé en un momento, había que estar dispuesto a bajar dos peldaños de la realidad, sentirse orgulloso de ello. Me lastimo las palmas de las manos, cuando chocas con ese aire de rufián, y al fin y al cabo acabas de mandarle al ocaso de la vanidad a otro rufián más o a otra fábrica de golpes de cadera capaz de ganar una batalla a ocho golpes de flash.

imagesdfhdghh.jpg

 

Arruinar algo y sentirte orgulloso. Hay que servir, la ultima vez que te salude aún te olía la boca a ceniza a arenas movedizas sin nada donde agarrarse,  a leyenda urbana a medio contar. Whisky sin fin. Cigarros del porvenir. Cada vez que te beso me atraso y al reloj le da por escupir. La hecho de menos, y no quiero fingir. Luces apagadas en mitad de un por si acaso. Si no te veo mándame algo que con el tiempo supieses que se va a estropear, que no quiera fingir. Los días que me quedan en la estación se antojan helados. Tengo frío y un mechero de gasolina. Los que se sientan a mi lado no saben que no van a partir. Buzones saturados.

imagesklñkllk.jpg

 Pequeña Intromisión :Espero estos 3 o 4 próximos días me perdonéis si no aparece un cuento o alguna poesía, he sido raptado para ser llevado a un lugar mejor. Mi pequeña mudanza también terminará…. entonces había una vez que era donde contaban que había sucedido……que os volveré a escribir como tengo prometido. Besos y Achuches.

tumblr_m9hgcowoYU1ry5fl3o1_500_large.jpg

 

 

               Traslado de alma

 

Andaba perdido

nadaba ardiendo

con tus palabras templadas mintiéndome

con mis oídos de uniforme.

Se celebra el tiempo,

que se dedica a besarme los lugares,

y los paseos por donde vuelvo,

noches y tardes  en contra

se esperan en mitad de un sueño.

imagesjjk.jpg

 

 

 

II 

Me equivoca y lo se,

duran

las palabras menos de lo que encierran,

 y no pienso.

 Quedan coagulados en mitad del vientre

en el centro algo que no comprendo

dura más que tu saludo.

ARDIENDO EN  EL INFIERNO ETERNO MENSAJESDEDIOSALMUNDO.BLOGSPOT 7.jpg1.png1.png

 

 III

Regula lo que intento

pisa mira lo leído y

lo conoce traviesa pretende adivinar,

no soy el adecuado me repetía

mientras me agarraba

por debajo

siento alas

en los labios ( dedos) presión.

Desesperable se escapa, te quiero ,

no miro prisioneros, dos años, yo me callo.

Por detras mi voz

gato-negro pa.jpg

        Impreso en el televisor

 

No existen claves que no se supieran, en todo el barrio, era capaz de colarse en cualquier partida de cartas por muy exclusiva que se creyera o pelea de perros, todo total para salir asqueado  como salía siempre con la cara hecha un trapo, por lo que ingería. Normalmente la mitad cortado, la otra mitad fiado. Se movía, de una noche a otra de un sitio a otro hasta que se encontraba a gusto en un lugar y era capaz de estropearse  a si mismo en ese sitio lo suficiente como para que prefiriera no verlo. Al final tenía el don de ganarse el cariño de casi todo el mundo. Los otros era mejor no hablarlo por que seguramente no eran ni personas o carecían conciencia de serlo.

imagesjhjjhjh.jpg

Tenía montado en su casa un Belen enorme, de esos inmensos y cuyos vecinos sabían de buena tinta que cuando se quedaban sin noticias los de televisión ,se pasaban por  allí, para ver si conseguía ,que se lo enseñara, para que por lo menos  rellenara hueco en su franja. Lo tenía montado todo el año y lo iba mejorando. aunque pareciera imposible, solo se lo mostraba entre mediados de Diciembre y Enero.

ojosçñç´´ç.jpg

Los sabores que se venia a la boca parecían casi siempre los mismos y, si era capaz de diferenciar uno los, podría decir que era como un día de fiesta. Se quedaba en las escaleras mirando y era incapaz de explicarle cuando era medianoche y se escapaban la personas y las esperanzas de su casa, era por falta de dinero, había que salir para remediarlo. Algo que prefería mantenerse en la oscuridad, no podía adivinarse a primera vista. Me miraba  y se quedaba en la puerta, lo único que podíamos atesorar era ese guiño  a modo de última esperanza jugando con todo lo que quedaba en la penúltima tienda. Mejor que no adivinara lo que iba a hacer a continuación,  pero si tenía que saber algo era  que aún contaba con la ilusión de encontrarme su sonrisa a su vuelta.

´ñ´ñ´ññ.jpg

Me movía y notaba el cariño de un sitio a otro, también el rencor, pero de este prefería ni hablar, no tenerlo en cuenta. Todo lo teníamos al 50%  me veía de espaldas y, debía decidir si avisarme de mi próxima suerte, o besarte en la próxima jugada. Miro al suelo y puedo ver como cambio de pie de vez en cuando, lo que me queda por aprender. Se juntan los primeros días con las veces que aconsejabas cual era el camino que debía tomar. No tiene por que ser cierto  ni por que ser el mejor.  Brillaba la sinceridad y con eso me valía. A pesar de tomar el camino que me convenía. Por el que iba a luchar.

descarga (45).jpg

Un agujero inerte, algo por lo que hablar, se que vas a esperarme, justo antes del final. En un perchero, directamente colgado, sin ninguna otra promesa o certidumbre, poniendo encima la losa que ya te cubre de antemano. Lo que creíamos que te convendría. El libro en blanco imposible de escribir, que se volvía entre nosotros una y otra vez. No era lo mismo echarte de menos que volvieras otra vez. Todo el día intentando lo mismo con los ojos tapados y, moviendo la cabeza atrás. No se puede ser lo que una era antes. Pequeñas dosis de estupidez. Ando por debajo del agua. No paro de chocarme una y otra vez, mientras me intento ahogar.

tumblr_static_filename_640_v2 (8).jpg

elcasodeandresitonadadotcom

         A deshora con el reloj roto

Con la taza de café a medias, me pregunto la hora, no siempre, más bien casi nunca, venia nadie a aconsejarme sobre la hora en que tenía que irme, mas bien si acaso a imponerme. No me recordó si quiera a cuando era un chiquillo y mi padre se alteraba por que era inadecuado en mis formas y horas de asistir al colegio, o con  las ovejas. Las tareas que  entonces no tenía ya se encargaba de inventarlas. No estaba de más echarle imaginación a la hora de inventarme excusas. En esos momento lo más socorrido era lo de darme media vuelta antes que llegara mas de una vez la mano abierta a mi cara, pese a que no levantara un palmo del suelo y me moviera como un bicho endiablado, las distancias las detectaba, a la hora de dar…

Ver la entrada original 333 palabras más