Traslado de alma

 

Andaba perdido

nadaba ardiendo

con tus palabras templadas mintiéndome

con mis oídos de uniforme.

Se celebra el tiempo,

que se dedica a besarme los lugares,

y los paseos por donde vuelvo,

noches y tardes  en contra

se esperan en mitad de un sueño.

imagesjjk.jpg

 

 

 

II 

Me equivoca y lo se,

duran

las palabras menos de lo que encierran,

 y no pienso.

 Quedan coagulados en mitad del vientre

en el centro algo que no comprendo

dura más que tu saludo.

ARDIENDO EN  EL INFIERNO ETERNO MENSAJESDEDIOSALMUNDO.BLOGSPOT 7.jpg1.png1.png

 

 III

Regula lo que intento

pisa mira lo leído y

lo conoce traviesa pretende adivinar,

no soy el adecuado me repetía

mientras me agarraba

por debajo

siento alas

en los labios ( dedos) presión.

Desesperable se escapa, te quiero ,

no miro prisioneros, dos años, yo me callo.

Por detras mi voz

gato-negro pa.jpg

        Impreso en el televisor

 

No existen claves que no se supieran, en todo el barrio, era capaz de colarse en cualquier partida de cartas por muy exclusiva que se creyera o pelea de perros, todo total para salir asqueado  como salía siempre con la cara hecha un trapo, por lo que ingería. Normalmente la mitad cortado, la otra mitad fiado. Se movía, de una noche a otra de un sitio a otro hasta que se encontraba a gusto en un lugar y era capaz de estropearse  a si mismo en ese sitio lo suficiente como para que prefiriera no verlo. Al final tenía el don de ganarse el cariño de casi todo el mundo. Los otros era mejor no hablarlo por que seguramente no eran ni personas o carecían conciencia de serlo.

imagesjhjjhjh.jpg

Tenía montado en su casa un Belen enorme, de esos inmensos y cuyos vecinos sabían de buena tinta que cuando se quedaban sin noticias los de televisión ,se pasaban por  allí, para ver si conseguía ,que se lo enseñara, para que por lo menos  rellenara hueco en su franja. Lo tenía montado todo el año y lo iba mejorando. aunque pareciera imposible, solo se lo mostraba entre mediados de Diciembre y Enero.

ojosçñç´´ç.jpg

Los sabores que se venia a la boca parecían casi siempre los mismos y, si era capaz de diferenciar uno los, podría decir que era como un día de fiesta. Se quedaba en las escaleras mirando y era incapaz de explicarle cuando era medianoche y se escapaban la personas y las esperanzas de su casa, era por falta de dinero, había que salir para remediarlo. Algo que prefería mantenerse en la oscuridad, no podía adivinarse a primera vista. Me miraba  y se quedaba en la puerta, lo único que podíamos atesorar era ese guiño  a modo de última esperanza jugando con todo lo que quedaba en la penúltima tienda. Mejor que no adivinara lo que iba a hacer a continuación,  pero si tenía que saber algo era  que aún contaba con la ilusión de encontrarme su sonrisa a su vuelta.

´ñ´ñ´ññ.jpg

Me movía y notaba el cariño de un sitio a otro, también el rencor, pero de este prefería ni hablar, no tenerlo en cuenta. Todo lo teníamos al 50%  me veía de espaldas y, debía decidir si avisarme de mi próxima suerte, o besarte en la próxima jugada. Miro al suelo y puedo ver como cambio de pie de vez en cuando, lo que me queda por aprender. Se juntan los primeros días con las veces que aconsejabas cual era el camino que debía tomar. No tiene por que ser cierto  ni por que ser el mejor.  Brillaba la sinceridad y con eso me valía. A pesar de tomar el camino que me convenía. Por el que iba a luchar.

descarga (45).jpg

Un agujero inerte, algo por lo que hablar, se que vas a esperarme, justo antes del final. En un perchero, directamente colgado, sin ninguna otra promesa o certidumbre, poniendo encima la losa que ya te cubre de antemano. Lo que creíamos que te convendría. El libro en blanco imposible de escribir, que se volvía entre nosotros una y otra vez. No era lo mismo echarte de menos que volvieras otra vez. Todo el día intentando lo mismo con los ojos tapados y, moviendo la cabeza atrás. No se puede ser lo que una era antes. Pequeñas dosis de estupidez. Ando por debajo del agua. No paro de chocarme una y otra vez, mientras me intento ahogar.

tumblr_static_filename_640_v2 (8).jpg

elcasodeandresitonadadotcom

         A deshora con el reloj roto

Con la taza de café a medias, me pregunto la hora, no siempre, más bien casi nunca, venia nadie a aconsejarme sobre la hora en que tenía que irme, mas bien si acaso a imponerme. No me recordó si quiera a cuando era un chiquillo y mi padre se alteraba por que era inadecuado en mis formas y horas de asistir al colegio, o con  las ovejas. Las tareas que  entonces no tenía ya se encargaba de inventarlas. No estaba de más echarle imaginación a la hora de inventarme excusas. En esos momento lo más socorrido era lo de darme media vuelta antes que llegara mas de una vez la mano abierta a mi cara, pese a que no levantara un palmo del suelo y me moviera como un bicho endiablado, las distancias las detectaba, a la hora de dar…

Ver la entrada original 333 palabras más

         A deshora con el reloj roto

 

Con la taza de café a medias, me pregunto la hora, no siempre, más bien casi nunca, venia nadie a aconsejarme sobre la hora en que tenía que irme, mas bien si acaso a imponerme. No me recordó si quiera a cuando era un chiquillo y mi padre se alteraba por que era inadecuado en mis formas y horas de asistir al colegio, o con  las ovejas. Las tareas que  entonces no tenía ya se encargaba de inventarlas. No estaba de más echarle imaginación a la hora de inventarme excusas. En esos momento lo más socorrido era lo de darme media vuelta antes que llegara mas de una vez la mano abierta a mi cara, pese a que no levantara un palmo del suelo y me moviera como un bicho endiablado, las distancias las detectaba, a la hora de dar un sopapo, como un radar de un submarino soviético.

descarga (42).jpg

Nadie quería mirarme por viejo y la postura en que me encontraba.  Incluso empece a entender que no era yo quien sacaba mi bebida, si no la noche y se dedicaba a danzar con ella. La única idea que me paseaba por la mente era la de agujerear el camión (sutilmente) y seguir camino hasta donde teníamos apalabrado. Al fin y al cabo  si la merma era importante  la culpa no era del conductor. Total 50 euros  no era caro por ver la cara de alguien que no solo debería de pagar la falta, si no la confianza.

images+ópikop.jpg

Dar a un pequeño mendigo un poco de dinero por torniquetear torpemente el vehículo, al que no se le notaria nada hasta el cambio de conductor ( eso si dependía de mi). Para mi podía ser algo medianamente divertido y altamente productivo.

imagesjopio0jhio.jpg

Montado y con una música tan ratera como yo sonando, a la antigua usanza. Con el termo de café en el copiloto, y a una velocidad moderada para no pisar mi propia mordida, no fuera a resbalar yo mismo por sabioncillo. La idea de cambiar el camión a 126 kilómetros de la frontera y la encargarme de no dejar ver la avería, conducir por carreteras secundarias algo tediosas que no me hacia ir por ningún sitio que me pudiese encontrar con paradas fortuitas u obligadas.

descarga (44).jpg

Fotos tan antiguas que rezaban por nosotros y nos miraban pidiendo respeto al volante y, de vez en cuando nos ponen velas. Los muertos saben de sobra quien va a volver y quien les acompañaran las noches claras. No tienen conciencia y saben de sobra para quien son las luminarias. Recuerdan citas, situaciones, lugares y hacen horas extras, no quieren volver a los sitios que pertenecen. No queda más remedio que compartir,  los días anteriores pasan despacio y dan motivos suficientes para olvidar las alegrías, tal vez puedas elegir donde vivir, después de morir, de provocar tu propia sangría.

descarga (43).jpg

 

     Empece con la puerta de salida

 

Todo comenzó con lo que tenía, parecía fácil al contarlo, si no fuera por que pagamos al contado. Dentro y fuera , por si acaso a nadie se le ocurrió que alguien pudiera ser inocente, así que quedarnos en medio, con la cara en busca de cualquier sitio que supusiera un atenuante o una entrada de aire cualquier lugar por el que salir. Dejar en paso ,cualquier opción que nos uniera con ese lugar. Tus letras , cada una de tus cartas los sitios por los que te paseas.

ñ´l´ñ.jpg

Vale cuadra, son momentos impares, cada uno podría guardarse un una caja oscura , y todos terminar por escaparse, un rincon con miedo, temblando con los ojos sombríos todo en la oscuridad podría decir que ansia algún tipo de luz, hasta que te conocí. Tuve que admitir., que lo que ansia la oscuridad es huir de ti. Que no se sepa que nunca te conocio, que existe algo mas y nunca estuvo a esa altura en la que tuvo que cruzar alguna palabra contigo.

descarga (41).jpg

A drede, siempre en un estado de alerta que apenas se conoce. Suenan campanilla en la cabeza de cada uno, una fantasía que se repite con tal que cada uno pueda salir de su cubículo y uno siempre se lo imagina desde arriba, Uno siempre se lo imagina desde arriba imposible desde arriba desde donde caen gotas frias, buscando algo , alguien que caliente sus gélidos pensamientos, su verdadera naturaleza. En lo que nadie cree. Estoy en un punto ciego de la naturaleza. Ese punto en el que ella misma no cree que exista. Te mira a la cara y prefiere dejar su nombre para otro tipo de creencia.

imageslñlñl.jpg

Los dedos rotos hacia afuera, sin terminar de aceptar todo lo que veo escrito en los últimos minutos, voces dulces que no cesan. Algún tipo de príncipe de Persia y, apenas tres líneas después se aterrorizaran a los mismos escribanos de los Libros de los Muertos. Me parto las cejas, en busca de alguna explicación. No quisiera ser yo es que estuviera cerca cuando aceptaran que ni siquiera la encuentran. Por cada 5 centimos nuestros habría que devolver 8. Todo se vuelve en contra. Las mismas preguntas cuando tratan de sacarnos la piel, para hacer lamparas .Viejas leyendas.

images´´ñ.jpg

Con ellas escribir en el cielo con signos morse que indicaran donde ir, donde se quedo ciego el último pirata que vino hacer estraperlo. Las manos rotas, los dedos partidos. Nos soy capas de concebir en estos momentos lo que estas pensando, por eso te quiero y me expongo.  Tengo ganas que signifique algo tu aliento, oír tus respiraciones, y la forma en que corta los instantes en que no estamos juntos. Encuentro inútil el tiempo y no puedo evitar rescatarlo ponerlo en fila y jugarmelo  a los dados, perder esta decrepitud de tu mano.

images+p`p`l.jpg

                    Tenazas

 

Te reconozco a pesar que cambies de voz y, me susurres al oído las mas mismas palabras. Se que cambias, tu humor cambia es diferente según la hora del día y, quien venga a verte. Lánguida, con un poco de sangre en las manos dejando que la sangre pregunte, sombras sin respuestas. Sin reposición posible . Todos los accidentes están calculados y aunque vuelva a mi postura normal se que en mitad de la garganta , en el recuerdo, algo se queda, con el alma de una impostura en blanco y negro. Una frase tuvo que ser escrita ya días . Una nube que se que me ha perdido, e intentando encontrar todo lo lejano, hasta darme cuenta que tu vives en una zona más virtual.

imagesjippjiop.jpg

 

 

La mía más húmeda se queda entre los dedos más mojada abriendo pequeñas heridas que no van a ningún lado dicen, mientras el escozor  les hace llevarse las manos a la boca , agrietando un poco más la sus llagas.  Las horas son goteos  de momentos que se niegan a pausar , todos directos , delante de nuestras caras negándose a darnos la mínima tregua.

´ç´ç.jpg

Impactos secos de uno en uno, que van haciendo mella. Un desgaste deshonesto que tarde o temprano pasa factura a terceros. Nadie piensa pagar por nosotros. Noto como un cable nos cruza la cabeza y nos me explica como consiguieron que tu aceptaras ningún tipo de acuerto, excepto el de tus muñecas atadas y, tus piernas abiertas llenas de agua y sal. Los conductores no preguntan se limitan a dejar pasar los pensamientos de la soledad. Note de repente algo, y no era más que un salpullido de tu histrionica voz, irritante que pretendía llevar la razón a la par que la electricidad te cruzaba de lado a lado.

imagesyiuiiuiop.jpg

La invertida era algo que no se perdía de un día para otro y los resultados de este pequeño electroshock casero iba a ser el delirium tremens de los cuentos infantiles. Copias de telediarios incendiarios, mezcla de imágenes para imberbes infantiles y leyendas urbanas que solo creían adolescentes paradementes y tu misma. Me notaba gotear la saliva por la camiseta y los pantalones. Recordando todo lo que no podía suceder.

descarga (40).jpg

Todo lo que creíamos que llegaría a u buen puerto y termino deshecho, encima de la alfombra el segundo día , bajo las risas de aquellos que no los quedaba más remedio que vivir con los pies atados mientras que con las manos meneaban globos al paso del primer mendigo o presidente que acababa de cumplir sus primeros 5 minutos de gloria, aunque el no lo supiera. Vuelta a un lugar sin luces, a peinar a una muñeca que no volvería a sonreír , ni podría recordar una fama que no terminara en el baño de  cualquier bar.

images``.jpg

imagesjippjiop.jpg´ç´ç.jpg