1:53

 

Imtento no levantarme ni ponerme excesivamente nervioso hasta que consigo darme cuenta por mi mismo que duermo. Permanezco en una postura poco natural hace ya días, que la enfermedad no me permite alcanzar descanso so no es con algún tipo de droga. Se que no me molesto en preguntar si es o no legal. Tomo muchas y no puedo pretender que todas estén dentro del marco de lo que podríamos concebir que pasarían con buena cara los suegros o unos inspectores de la DEA. Tampoco pretendo dar ejemplo, algo que llevo a rajatabla desde niño, a conciencia, ni con nada ni a nadie.

descarga (60).jpg

 

Cada cual que se remilge las heridas como buenamente pueda . Pues a decir verdad esta vida es reputa. Y hay quien solo gusta y gustaba de dinero, en tono sonante sino de placer, y de vez en cuando en dosis letales para los otros. No siempre agradaba la violencia más gratuita, esa que te deja con los sesos en la acera. También se daba el gusto con las enfermedades traicioneras como el alzheimer que hacía que uno mismo no supiera si se meaba en los pantalones o en la boca del vecino.

Caminante.jpg

Me asomaba en el balcón para saber si conseguía encontrarte y me resultaba imposible tanto si entrabas como si salias. Lo único que intentaba era coincidir una hora con tu persona y ahí se pausaba el reloj, donde puerta con puerta y cuando alguna de las dos se abría, no volví a encontrar otra de forma que se volvía imposible que nada mereciera el esfuerzo si no fuese para encontrarse reflejado en el reverso metálico con  que le miraba a uno diciéndole, solo igual el esfuerzo que hagas , detrás de mi te devolvera la esperanza de encontrar una cerradura, una pequeña munición con la que volarte la tapa de los sesos como única salida, o quedarte para los restos llorando en el suelo hasta que consigas oírte tan alto que hasta tu mismo tengas asco de la persona que protestas por ese destino que se le come y no puede remediarlo.

descarga (59).jpg

 

De lo que estamos hartos es de lo que escapamos y de esto no hay ninguna salida. Al final del campo visual un punto negro, un movimiento que a uno lo deja ciego, hasta que se atora de no ser observado y ser mueve con delicadeza, después de seguirlo mientras huye, podemos empezar a construir con todo aquellos palos y piedras que olvidaron los que tenían propósito de grandeza. Lo primero que se no ocurra un sitio en el cual subirnos o a lo mejor otro en el cual resguardarnos de igual o cualquier manera pensando que nos lloveran los rayos. Al tercer día de la séptima semana, cuando empecemos a dejar de preguntarnos por que lo hicimos y simplemente amontonemos nuestras dudas y nuevas moralejas empezaremos a ver claro quienes somos.

imageszqswdev.jpg

En cualquier sitio de cualquier modo. Te busco y te encuentro, dejo todo. Lo vuelvo a retomar en cuanto estoy a tu lado. Siento agua, y el resto de los elementos y, en sus preguntas intento hallar de donde viene esta inquietud. No la respuesta, perseguir a  la ignorancia, que nos tiende las manos de su rabia a que nos lleve de comer con las ganas de aprender del viento, dejar que vuelva a llevarnos, perseguir las hojas, plantar allí nuestras casas, morir donde nace el agua. Saber de ti de nuevo.

imagesjukthu,.jpg

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s