Me quede a la mitad ( primera parte)

No era capaz de escribir en anversos por mera disculpa con mis celos que solo sede todo lo que me podía suceder en el primer acto. En una primera vez me empeñaba en salvar todo lo que se suponía que se iba a librar del naufragio en el final que se llamaba todas las noches en la buhardilla de los viejos recuerdos que al fin y al cabo para que nada sirven el día del si que si. Ni permitiría  darte razones para abandonarte pero tampoco sería re atranque los cerrojos de las puertas que te impidan irte.melancolia (1).jpeg

 

Un reloj de cuco del que dio cuenta el gato. Me andan confiscando sin nada de comer desde hace tiempo. Con los huesos del alma, entre los dos preparemos un caldo que nos mantendrá calientes las tarde-noches que debemos quedarnos fuera mirando por la ventana. Aun así me sigue gustando los días que hacen frio, y me acurruco debajo del abrigo pensando que dentro estas tu. Reviso los vasos y lo que dentro podrían contener. Uso sombra de un árbol de oficina y todo lo que le rodea como un viejo Peter Pan  que aun es capaz de subir se a las piedras a jugar. Llamarte sin usar el móvil , tirando de melancolía y pequeñas chinas con las que golpear los cristales de tu portal.

¨´´´çñl´l´jkñhyityy5trsdncgvhyiu5.jpg

El día se pone poco a con los todavías y los por que. Con los rotuladores mientras te espero decoro las fotografias en blanco y negro que te hice y tu me hiciste a mi.

descarga (63).jpg

 

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s