Islas

 

Siempre de pie en el mismo sitio esperando que llegue mi turno, para algo que no tengo muy claro si es bueno o malo, recortando las posibilidades que se agotan entre los dedos. Miro entre las carpetas por si me he perdido algo por si en esta vida deje algo sin hacer que me pudiera merecer la pena. Tal vez con un poco de suerte volver, reencontrarme con un pequeño bebe barrrigoncete. Y volver a escuchar mis discos preferidos, si por casualidad los volviese a encontrar. Entonces me doy cuenta que la lista es innumerable, se que me quedan tantas cosas en el tintero que me avergüenzo. No viví como me propuse en un primer momento, ni siquiera hice las tonterías que me tenía prometido a mi mismo, aquello que me parecía divertido y me jure probar.

8615304.jpg

 

 

 También tengo una carpeta de la A a la Z llena de actividades y aptitudes, que sin haberlas tenido en cuenta, debí de degustar de alguna manera. Dejar que mi vida se esfumase, no sería un pequeño pecado, si no una burla a mi mismo por infante e idiota. Era la vida misma lo que sin reirse se mi me sacaba el dedo y se daba la vuelta mostrandome su culo y espalda renegando de mi, por no intentar nada en todos estos años de vida,en los que tuve la oportunidad y, me hundíen mi sofá viendo la televisión y la vida del resto pasar.

imagesrtgrtq.jpg

 

Se me rompia algo por dentro, posiblemente fueran las ganas. Y yo seguia de pie, como otras tantas veces. Pero esta esperando mi turno, para que me dijeran que no me quedaba más que humo negro, y fatigas. Nada más que esperar que me segaran la cabeza. Esperando donde rellenar mi botella de agua buscando una fuente. Algo que me calmara este ardor en el centro del alma, el calor que me sobresalia en mi pecho. Volvçia y me resolvia sobre mi mismpo aguardando lo que me dictaminaran aquellas personas con uniformes. Me recordaban a jueces y medicos. Estaba en su mano dejarme vivir.

imagesdfdf.jpg

Mi promesa de resolver todo contra el tedio, no dejar que el burdo sonido de unas monedas de metal desde ese día marcaran mi destino, ni los rasgos catódicos, ni siquiera los rumores. Volviendo al desuso, intentando calmar al cobarde que se revolvía en mi interior y, no era capaz de nada más que abalanzarse sobre la esquina más cercana por no andar más, y no hacerlo solo, mientras agachaba el cuello y la cerviz. Pedí convulsionando una eutanasia dolorosa como el resto de mi vida.

tumblr_ll0u80xhcx1qaoswjo1_1280.jpg

 

 

Una cuenta pendiente que apagaba las luces pero que se quedaba brillando al menos un minuto, necesito saber que soy centro de atención al menos ese instante, en el que las luces de colores me mira y me despierta, y espabila a los vecinos , y una vez más vivo, sin horca ni juicio, preguntarme que haré si soy libre si no cae sobre mi espada de Damocles. Seré capaz de mantener firme la palabra o clavare puñaladas a mis vicios uno tras otro. Miedo a la consecuencia. Escapándose por los poros las mentiras que nos dijimos para eludir la libertad.

musa-y-jaula-de-oro.jpg

 

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s