Personas sentadas

 

Todos en el mismo sitio, mirándonos a los ojos intentando averiguar lo que queremos decirnos, con los oídos sordos sin poder completar nuestros sentimientos que los paladeáran los demás. Encerrados entre nosotros y en nosotros mismos. A una misma hora, en la que nos hubiese gustado estar en otro lugar, preguntándonos por las personas en las que en algún momento habíamos querido. Con esa pequeña porción de egoísmo que nos impedía dar tregua a los que nos querían. Todos mirándonos a los ojos. Impasible quien tenía la culpa como en los colegios, solo no sería en realidad responsable, si no que el sufrimiento se estaba apoderando del grupo, alguien sabía de sobra la verdad y ejercía sobre el resto tanta presión como el verdugo.

6_20150302isuDoB.jpeg

Me preguntaba si en realidad nacemos con un destino escrito, por que este tan vulgar no sería, pero tampoco muy humano.Íbamos a ir a la mierda más absoluta por que alguien tenía una combinación que dirigía a unos fabuloso y majestuosos millones y no le daba la gana de hablar, como si por ses se convirtiera en un héroe. En mitad de un atraco de tres al cuarto ,en el que todo parecía muy bien medido y todo olía a mierda, en el momento que nos aislaron, hasta que el pájaro se decidiera a hablar. Alguno de nosotros sabía esa combinación mágica y la único que iba a conseguir es dejar un reguero de sangre tan grande que no existiera  empresa de limpieza que se atreviera con las manchas.

tumblr_of1w1fg62P1up2uqeo1_500.png

El reloj marco las doce y a mi me dolían las muñecas de tanto estar atado, desde hacía una hora una energúmena no hacía más que claudicar y pedir que habláramos. No quería dejarse la vida en mitad de una sala con el suelo frío , por una serie de números que a nadie importaba. A mi tampoco demasiado. Entro un hombre con un mono y una mascara de hockey, nos miro a todos y cada uno a los ojos. Cuando se encontró dándome la espalda saco un arma, sin pensárselo mucho y como el que de niño hace una promesa vacío una de las balas sobre la cabeza  del guardia jurado. Uno menos a compartir la comida. Se supone que era una amenaza pero a mi me parecío el principio de una epopeya.  

tumblr_mgwl03PpuZ1r6gnqvo1_500.gif

 

 

 

En cuanto se fue no nos golpeamos a nosotros mismos por estar maniatados, pero queríamos sacar a golpes la contraseña a quien fuera. Nos trajeron burritos para saciarnos y poder picar algo. No morir de hambre antes que a balazos. La carne no era lo que más apetecía cuando se oyó el segundo disparo, este contra una mujer algo mayor que estaba en la cola principal. Sangre por todos los lados, aún así la personas que debía saber la contraseña no se amilanaba, menuda mierda de héroe. A la tercera iba la vencida. Al atardecer me tocaba a mi la bala. Me temo que el destino es una broma macabra, si solo un guardia jurado se sabe la forma de entrar en una cámara acorazada.

anigif_enhanced-22627-1426266252-10.gif

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s