Gafas estuchadas

 

Entrar y que nadie te reconozca es un privilegio que solo podíamos disfrutar unos pocos. Hacer y deshacer a nuestro antojo, recorrer con el ansia de saber que cada acto se debía a una reacción e iba a desencadenar una acción cuando menos, abrumadora. Y a pesar de ello gozar del anonimato, sin escondernos apenas. Puedo leer en sus ojos la rabia y la desdicha, provocada por años y años de sanguinolenta avaricia y ahora verse desposeída de todo lo que para ella hasta hacia poco carecía de valor. Lo que amasaba como un juego y sin embargo para otros significaba la diferencia entre la vida y la muerte.

348s.jpg

Un concurso donde se sorteaban trozos de existencia harapienta y huesos desanimados donde el caldo de dolor amenazaba caliente. Un plato completo. A primera vista no logro desposeerme de mis actos. Me quieren y me persiguen día a día pero mi cara se difumina, sin dejar un solo rastro de mi mismo. Encerrándose entre libros, discotecas de música alta, blues y copas llenas de jazz, turbulencias varias . Amo donde llegamos, a donde nos dirigimos inciertos con una mentira de vez en cuando en los labios para salvar la verdad. Parece impropio de nosotros mismos.

3486749153_1e71ae486c.jpg

 

Un pedazo más de lo que se comenta debajo de las sillas, donde se esconden los trajes que llevamos en antaño, como un pedazo más de una soga ya partida. Los muertos no hablan, aunque dejan huellas de por que aparecieron en uno u otro lugar. Amamantados por una desdicha que queda a medio camino a medio camino entre algo que no nos comentan. Otro día que sumar al calendario. Tachados los impares con tu sombra de ojos, todos saben de sobra, y quedan mirando al espejo con una vela mientras se dan vueltas por la soledad y los reflejos partidos de algo incierto. Preguntas banales que serán respondidas a destiempo.

tumblr_static_tumblr_static_9z41a7dgftsg0c08kgo844ksg_640.jpg

 

Quedaremos a cenar sin ninguna mentira aparente y morderemos los puños de otra gente, que se preguntan por el contenido de las jeringuillas que les fueron clavadas. Alarmas y desapego, círculos en los que no corre el tiempo. Muchedumbre que se mira o indecorosamente se va. Necesito sentarme a ver tal huida, ver la cobardía justificada, desde la silla con la que mis ojos dejan ver mi identidad, y aun así desconocido . Nadie quiere cargar con la culpa de saber quien es el que revoloteo por encima de sus cabezas y rogó que pusieran orden a sus ideas. Sucios y sin tener muy claro que lo que necesitaban era lo que más odiaban y no pedían.

tumblr_inline_ofekm7mVSR1ti0hrt_500.gif

 

 

 

 

 

 

Se limitaban a blandir armas de doble filo, odiándose sin llegar a verse. Apostando en una ruleta sin banca. Perdiendo dinero ajeno. Un alma que se llevo sus huesos huecos. Rogando una vez más la devolución del día de los muertos. Hoy son miles, miles de personas las que recorren arañando el último pedazo de carne harapienta de su cuerpo.

Duke-of-Burgundy-DI-1.jpg

 

 

Anuncios

2 comentarios en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s