Tener claro

Las mismas piezas que se encajan a golpes. Con filos que son incapaces de ponerse de acuerdo para casar unas con otras. El tiempo dibuja y me presenta una opinión  que no es la que tenía en un principio. Todo es una laguna de humo. Me quedo parado y ahora sufro las consecuencias. Huyo de algo que no se termina de entender. Tener muy claro lo que se opina según pasa el tiempo. Si te dejo una nota manuscrita es para que sepas lo que espero, lo que esperaba y lo que esperaré, es lo mismo. Y según tu cambies, puedas amoldarlo a lo que sientes. Pero no cambio en mi parecer. Asimilalo y actúa en como creas que debas de hacerlo.

miss peregrine.jpg

Mis sentidos merman y parece que ahora soy incapaz de escuchar en el mar las caracolas y, no tengo por donde escapar. Tan solo un camino, si quiero agua me lanzo al mar. Senderito de la sal. Donde escuecen las heridas, donde solo puedo ser pez. Y pasar los minutos mojados, cubriendo hasta el cuello los problemas con su nombre. Algo tan simple como la solución que cojo por las orejas y hundo de cabeza. Salen ellos o salgo yo, pero no le pongamos limites a tanta grandeza ni a lo que me tiene mermado por la mitad.

14593668553109.jpg

Yo no escucho ni sigo las fronteras de las banderas. Ni a aquellos que me prometieron magnanimidad, apenas puedo ver más allá de tus manos y de lo que me acompaña cada día. Me quedo tumbado en el borde de un abismo. De las lindes no hago caso y dejo que me persigan los que apuñalan a la máquina de saber que en rato tras otro eres mía. Toques sonámbulos. Teclas fallidas. Engranajes obsoletos que se miden en tuercas oxidadas a las que engraso como un reloj viejo de cuerda. A pesar de ello, a través de un espejo se nos permite que salgas un rato cada día. Allí nos vemos. Allí somos secreto, y nos queremos. Un rato. Esperando que se rompan las horas y el espiritu de los recuerdos.

Portada-reedicion-Marina-publicada-originalmente_EDIIMA20161124_0209_5.jpg

Nadie que cambie, y a pesar de ello no somos los mismos. Agarrados a la última frase que se dice antes de las despedidas. Abrigados con un velo. Pasando frío y en la mitad de un duelo, besos. Quien quiere si no, que los muertos se escapen entre lágrimas y desdichas. Te quedré siempre y tu amarás a la estatua de sal en la que podríamos convertirnos si miramos hacia atrás. Hacia los lados que juzgan con el eco de las tinieblas. Nada es fortuito y mucho menos las manos que nos cobijan. Un circo espléndido. Aplausos al final de una velada. Lo que escuchamos son las voces en off de nuestros hijos no nacidos. Volver al amor cada madrugada, sin ninguna explicación.

LA-LA-LAND-AUDITION-14.gif

 

Un comentario en “Tener claro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s