Moho en el pan

Canciones repetidas que no sabemos de quien son. Dan vueltas una y otra vez. Me pregunto por ti. Ahora que estas tan lejos que no me puedes escribir. Debería de saber algunas verdades pero me aferro a todo lo que te  limitabas a decir. Otra vez con la misma ropa puesta. Por si vuelves. Quiero que me reconozcas. Dejo el teléfono enterrado en la arena. Tal vez sea yo el muerto, pero me dejo llevar por la espuma del mar. Que me roza. Sin saber donde me ha de llevar. Te repites una y otra vez.

phone_1.jpg

Cuando menos me lo espero. No me disgusta. Siempre con un pie puesto en el agua. Sin saber que decir. Con las decisiones encima de un baúl que se quiere ir. A pesar de todo contesto. Desnudo y con un mechero para iluminarme. Es todo lo que tengo. Volveré a hacerlo una y otra vez más. Hasta que te encuentre. Todo volcado por el suelo. A tientas es más fácil distinguirse. Con objetos que son recuerdos de otros en las manos, me defiendo bien. Me imagino que se volteara la suerte cuando deba sujetar las fotos en las que aparecemos cortados por la mitad.

hqdefault (2).jpg

 

Por fin una esperanza, que parpadea y deja incrustados sus arañazos en mitad del suelo. Como una señal, que me reconduce. Y ciega mis oídos. Una vez más. Me da igual si ha de llevarme al lugar donde se encuentran nuestras promesas venideras. Nada cuadra. Ni siquiera el silencio que se abalanza por encima de nosotros y pide explicaciones. Es de alguien este tiempo que pido prestado. Y al que intentan ponerle rejas. No puedo dar ni una sola exclamación por regalada, así que escapo por debajo de la puerta. Cosas de dos, que hago solo.

tumblr_inline_o80txkswkf1ti0hrt_500.gif

Continuo impertinente y me da lo mismo cuando acabe donde se encontraran las preguntas. Si fuimos tan arrogantes de tirar las explicaciones por encima de la borda. Ahora aguanto tenso. Da igual lo que somos. En lo que nos hemos convertido. Damos vueltas y nos suenan los huesos. Si tuviésemos que parar en cada peaje los lamentos se habrían quedado con las sonrisas que tuvimos. Andamos sobre los laberintos y ellos nos incomunican. Parecemos parte de una manta de terciopelo azul. Cada vez más suave, que no llega a tapar más que lo necesario. Que no cubre nuestros cuellos y piernas. A merced del frío.

tumblr_mb4gmftB4a1rnagj0o3_500.gif

Lamparas apagadas que solo funcionan los días de invierno y a las que tiramos piedras. Ahora debajo del mar podemos confesar todo lo que nos queremos. Decorar con caracolas nuestro camino. Hay quien prefiere vernos bien cubiertos de agua. Ahogados. Muertos. Nos limitamos a flotar hinchados, a ver el horizonte. Saber que queda mas espacio que el que somos capaces de divisar. Encontrar en cada instante un motivo más de vida. Eramos, y ahora nos queda más remedio que ser. Sin nadie. Pertenecemos el uno al otro. Algas, aletas de pez, enamorados.

tumblr_mhz73dSKkL1rx3z8mo1_500.gif

 

Anuncios

Un comentario en “Moho en el pan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s