Tapones de botellas

Notaba golpes que se negaban a disminuir. Todas las noches venían como el barro en las tormentas, a colocarse delante de uno. A recordarme que tenía vivienda fija en la oscuridad. Empece a encender luces para poderme acostar a gusto. Me despertaba y seguía notando esa sensación de angustia que me dejaba un amargo sabor que no se iba con nada, a pesar de lavarme la boca. Todas y cada una de las veces que me iba a la cama acudía a mi. Me gustaba pensar que eran pesadilla a pesar que parecían tener cierta vida propia. Que vaticinaban ciertos aspectos de mi vida.

ec32b30f2bfc1c3e81584d04ee44408be273e4dc18b7184893f2_640_fantasmas.jpg

Anclados en mi cabeza. Desgañitándose por dejarme completamente hueco. Imposible de prestarle atención a nada que no fueran ellos y sus voces desagradables, entonces cuando me despertaba. Sin tener muy claro donde. Cuando pensaba que iba a descansar se daban el gran festín, de insultos y profecías irritantes. Cajones huecos donde escondían su ropa sucia. Donde podía ver con toda nitidez los presagios sobre mi vida más instantánea, que paralizaban mi cuerpo. Me daban sobre aviso que si no retrocedía me quedaría con la lengua fuera. Contraída por mis atrevimientos, sin una sola palabra que decir a nadie y, el rostro pálido de sangre.

mi_magico_leon_puerto_de_panderrueda_leon.jpg

Fui cambiando los lugares de descanso y ellos conmigo. Las maneras y las costumbres. Hasta hacerse manía y llamarme más fuerte. A quemar mis plantas de los pies para que despertara y les hiciese un poquito de caso, mientras rompía mi voz. Entre insultos y pequeños homenajes a la blasfemia. Cada vez que daba un pasa para alejarme de ellos, pisaba entre clavos. Mis bolígrafos destruidos para que no dejara constancia de ellos. Y las sabanas mojadas por sus actos. Sobre mi cuerpo y mi cara para su diversión. Demostrar un poder que yo ya no me cuestionaba.

tumblr_static_filename_640_v2 (17).jpg

No conseguía fuerzas para cerrar los ojos, algunos dormían cerca mio, y gustaban de levantar los parpados cuando tenia el sueño bien cogido. Y llevarme a un duermevela donde lamian mis ojos y canturreaban mientras con las uñas abrían heridas en mis piernas para beber la sangre que salia de ellas. Comence a dormir de día, cuando siquiera estaba tranquilo, y pasar las noches despierto para que no me atormentaran de ningún modo. No darles pies a sus juegos. Comenzaron entonces a ahogarme, a no dejarme respirar. A succionar cualquier gota de aire que pudiera mantenerme con vida.

caskcnw.jpg

 

Apneas, cánticos alrededor de la cama. Risas improbables y de corte bífido. Bufonesco. Que les atraía. Me elevaba y ellos conmigo, se derretían al ver que me ahogaba y levantaban las voces en mi oído, estaba muerto. Inerte sobre la cama. -Si no cantas con nosotros, conoces la humillación-.Me vuelven contra abajo, no respiro, con la lengua fuera colgando. Se ríen, me visten de payaso. Voces iracundas que no cesaron, no recuerdo más, que no cesaron.

 

tumblr_lm1834wrfO1qax9xio1_500.jpg

Anuncios

Un comentario en “Tapones de botellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s