Flanes

Se me ha marchado la esperanza, se queda muda. Impávida cuando me mira de frente. Esperando a que sea yo quien diga la primera palabra. En verdad intento dirigirsela, pero entonces pone los ojos en blanco y huye, como un conejo al que le han dado las largas. Parece que se hubiese olvidado de algo u en algún otro lugar y no tuviera más remedio que partir hacía allí con premura. Otros días la encuentro en los cajones, callada, totalmente infiel, dándome la espalda y llena de polvo. Como si se hubiese olvidado allí adrede.

Esperanza.jpg

 

La intento limpiar con lo que tengo a mano, cualquier trapo o cepillo, las lágrimas tengo entendido que la oxidan totalmente. Pero parece ponerse peor, no tiene noticias de lo que es el presente y no queda más remedio que dejarla recostada sobre la cama, para ver si recupera su buen lustre de siempre. Yo me niego a volverla a encerrar, sea por lo que sea. He oído hablar a otras personas, la mayoría más mayores que cambia con las estaciones de tiempo, yo en realidad siempre paseo por los jardines con ella y poco más allá. Tal vez unos pasos.

hombre-sujeando-estrellas.jpg

Intentando descubrir un sitio nuevo cada vez que salgo a caminar, haga sol, llueva o nieve. Esta decidido que si no me quiere acompañar no seré yo quien la obligue. Pero tampoco me quiero quedar encerrado a ver el tiempo en un reloj pasar. Me se de sobra que en su pequeña caja lo mejor que a uno le pueda pasar. Si uno la olvida y solo la tiene en cuenta para la hora de no volver a perderse y descubrir lugares nuevos, se pone fea, se deshincha y muda de color. Es amiga de las deshoras de descubir huellas desconocidas, de no tener cotizados nuestros bostezos a la hora de la siesta. Ni nuestros remos, si la obligación y el placer de navegar nos ocupa, ella es el nuevo sitio que no conocemos.

54a88e32c0775_esperanza.jpg

Ayer me beso algo que desconocía, que irradiaba fantasía, con un nombre nuevo, se escondió entre mi nariz y mi corazón. Y me estuvo acompañando todo el día. No quise dormir hasta no caer agotado y saber de ella. Carecía de alas así que como supuse en un principio ni fue ángel ni fue hada, más bien el principio de un fin, o el final de algo que no se da por vencido. Que cae gota a gota y nos persigue a todo lo que salimos de madrugada y nos dormimos al alba.

tumblr_static_filename_640_v2 (18).jpg

 

Esta noche me ha vuelto a acompañar y los senderos que parecían viejos tenían otro color, dirigiéndonos a los lugares mas insospechados, a aquellos que hay que mirar con los mejores ojos para descifrar que ocultan y que quieren decirnos. Me acompaña de vuelta al llegar a casa cargado de historias y frutos. Me acurruca entre los sueños de la mañana. Maldita seas, bienvenida esperanza. Otro camino, otro lugar, en tus brazos cada nueva maldición, siempre bienvenida. Esperanza.

Hung-Hoa-Lu-6.jpg

Anuncios

Un comentario en “Flanes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s