Por evitarlo

Empezamos de cero o eso creíamos. Tenemos un pasado y apesta. Queremos olvidar todo y todo se nos agolpa en la cabeza cortándonos por la mitad. Lo que hicimos no fue lo mejor mas bien daba vergüenza ajena, y ahora tenemos que vivir con ello. Ponemos cara de no poder hacerlo y nos mecemos de atrás hacia adelante con ganas de olvidar. Todo nos va a pasar factura. El daños que hicimos y que se clava en lo más profundo del corazón dejando raspas que nunca vamos a poder lamernos. Sin cerrar las heridas

Apostamos más de lo necesario y nos salio mal, como no podía ser de otra manera. Desertores del buen juicio nos vamos por el desagüe y nada se hará por evitarlo. Somos lo peor, y lo firmamos ante una sentencia que nos deja en un ínfimo lugar, el que nos merecemos, pues de tanto tirar los dados no encontramos mas sitio que estar con la cabeza pegada al suelo. NO creo que me merezca que te acuerdas de mi. Asi que sigo mi camino que no admite escondites. Sin haberte olvidado tendré que dar un par de pasos hacia el paso del tiempo. Mi nombre es un descuido.

Celebró algo y no se que es. Probablemente nada llega a su fin sin un poco de ayuda. Y a mi me persigue la mitad de la marea de mojigatos que se creen todo a la primera. Sin un contraste de lo deficiente de mi persona. Aquello que va a quedar embarrado en la lápida que no cuidaran mis hijos. Un vodevil mi cabeza, aun no me puedo creer que mis dedos ensangrentados vayan a sujetarme a ningún lado. Cambio de sitio con la intención de mejorar algo y lo único que consigo es volverme loco. A cada momento con menos lucidez. Me preguntaría y no sabré responderme. Siempre perdido, fuera de lugar, encontrándonos algo por lo que llorar y los pecados mirándonos frente a frente a la cara.

No hay manera de omitir el delito consumada ya la falta, solo queda que paguemos. Desconchada la pared por mi bolígrafo que cuenta los días a sabiendas que lo justo es penar y olvidar la luz. Se nos mojan los pies por los charcos de aguas putrefactas en las que se lavaron nuestros trapos sucios. Arañazos en la espalda como un mapa es lo que nos queda en nuestros recuerdos. Donde no queda consuelo me parece que es donde me toca quedarme a vivir. Hasta que te vuelva a ver. Hasta que te vuelva a pedir perdón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s