Alicates solos

Con las expectativas por debajo de la realidad. Unos sueños que se cumplen de forma oblicua. No hacen otra cosa que mancharnos de sangre y mantenernos toda la noche en vela. Una ilusión que se cumple y debemos  llevarla a cuestas. Con dolor en la espalda. Y no nos deja avanzar. Los altavoces de la realidad tomándonos el pulso. Cambiando una y otra vez el ritmo de forma que se nos enrevesan los pies. La madrugada nos prometió que no habría forma de pegar ojo. La garganta seca. Incapaces de respirar bien.

imagepo'0980cj.jpg

La luz de una bombilla antigua colándose en nuestro duermevela, destrozándonos las pupilas. Hasta que nos despertamos y nos ponemos manos a la obra. Comprobando que esta luz es incapaz de alumbrar para realizar cualquier promesa que tuviésemos de antemano. Velas que queman cualquier resquicio de aire en el cuarto. Ahogándonos. Apretándonos los pulmones contra las costillas. Posiblemente lo que merezcamos sea cien veces peor. Enchufados a cualquier vaso vacío, que nos mantiene de pie y nos despierte con una bebida llena de posos y agria. La acidez en el estomago es la bendita forma de decirnos que todo podría ser tal y como lo soñamos. Más deficiente.

puerta_del_infierno.jpg

Trozos de pan duro en la silla. Es lo que en algún momento podríamos llevarnos a la boca, con sus hormigas y demás insectos. Repartiéndonos con ellos el preciado botín. Sentado en cualquier precipicio que tuviese por riesgo el encontrarnos con diversas manos predispuestas a empujarnos sin ningún tipo de miramientos. Persianas servicialmente preparadas para hacer de guillotinas. Dibujando a la noche como único amiga. Nuestra visión en un limbo. Perdido en el purgatorio. Desde hace años ya. A la deriva. Dando pasos y encontrando almas que se debieran encontrar con la misma desesperación que nosotros pero se empeñan en repetir los monólogos de Macbeth, o dar vueltas sobre si mismos.

tumblr_static_4q4bep50xog04o80cooo0g88w_640_v2.jpg

Trabajar de mochilero sin pensar en cualquier lugar. Encontrando cada día un razón y al día siguiente una locura. En los pasillos de cualquier hotel. Viendo entrar y salir a los huéspedes de las habitaciones. Cada uno con sus secretos y penurias. Creyéndose normales. Pegatinas en los coches para evitar accidentes, llenos de alcohol y estrepitosas peleas vacías. Mecheros que fueron regalos de boda y ahora queman los dedos y la paciencia de quienes lo recibieron. Luces que se dejan para dormir.

descanso-carretera.jpg

Nadie se atreve con la oscuridad que les deja desnudos . NIños que prefieren el coco a tener que cerrar la puerta y volver a ver a sus secuestrados de rostro familiar. Duermo fuera con la lluvia cayéndome sobre los hombros a la espera que vuelvas a crecer en tu cuerpo desnudo contra el mio y su lucidez.

tumblr_inline_nsvnt7SQxh1sakist_500.jpg

 

Anuncios

Un comentario en “Alicates solos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s